¿Es o no es? La imagen de Miguel Hidalgo y Costilla


Bookmark and Share

Otra representación de Miguel Hidalgo

Por Luis Gerardo Cortez

www.elpositivo.com.mx

Es un personaje central de la historia de México, personaje este, que dio inicio a la guerra de independencia y se le considera Padre de la patria..

Mucho se ha dicho de este personaje, pero en esta ocasión no  hablaremos de su desempeño en el movimiento

Representación de Miguel Hidalgo para 1910

armando, ahora hablaremos de la imagen que todos conocemos.

Primero, tan solo es conocido por Miguel Hidalgo y Costilla, habiendo sido bautizado como Miguel Gregorio Antonio Ignacio, hijo de Cristóbal Hidalgo y Costilla y Ana María de Gallaga, ambos españoles.

Sobre su apariencia existen dos versiones, y todo, originado a que se perdió en el tiempo, la imagen real de Miguel Hidalgo y Costilla, debido a que estaba prohibido existiera cualquier cosa relacionada con el, y por supuesto mucho menos donde se conociera el rostro del mismo Hidalgo.

Alguna vez se comento, que la historia deben ser verdades, y no con ello fincar la historia de un país sobre mitos.

Esta es una de las imágenes más comúnes de Miguel Hidalgo.

La primer versión que se tiene, es que, la imagen con la que crecimos, que nos acostumbramos a ver en los libros de texto, es falsa, falsa insistimos, solo en sus rasgos físicos, se dice, sin poder comprobarlo, que es a imagen de un hermano de Miguel Hidalgo, que sobrevivía al momento de hacerse el retrato, ordenado este. Por Maximiliano de Habsburgo.[1]

La otra versión, fue la que en el año de 2007, el gobernador de Coahuila Humberto Moreira hizo en relación a Miguel Hidalgo, la única coincidencia que se encuentra es que la pintura la mando hacer Maximiliano de Habsburgo.

Al respecto de su rostro, Moreira dice que se basó en el rostro y la complexión de un sacerdote de origen belga, y continuó diciendo:

“Lo que conocemos de la imagen del señor calvito con cabellos blancos, con su cabello largo, con cara de bonachón, con rostro alargado, delgado y con algo de papada no corresponde al verdadero Hidalgo”, declaró que gobernador.

“Lo que estoy diciendo es muy delicado y lo puedo demostrar”, aseguró. “Hay un mexicano que en este país tiene la verdadera imagen del cura Hidalgo. Su complexión era distinta, era más bajo, no tenía la cara alargada, era una posición más mestiza, era más cuadradito”[2]

Anunciaba al mismo tiempo una cruzada nacional para lograr que la Secretaría de Educación Pública enmiende el error

Litografía de Claudio Linati donde representa a Miguel Hidalgo (entre 1825-1832)

e inclusive plasme la imagen “real” en los libros de texto.

En si, el personaje de Miguel Hidalgo existió, y lucho por la independencia de México, si la imagen de Hidalgo que conocemos es o no es,  no le resta mérito alguno como padre de la patria.

Acta de nacimiento localizada en el Archivo General de la Nación


[1] como información adicional de quien esto escribe, en lo personal considero que Maximiliano de Habsburgo, si bien no fue impuesto legalmente en los poderes del país, sí llego con ideas revolucionarias que pudieran establecer el desarrollo, un ejemplo de ello es mandar hacer la pintura de un héroe, en lugar de negar la historia. Otra de sus acciones, fue la división politica (ver imagen) que los estados tuvieron por poco tiempo, la cual si nos ponemos a verla, es mejor que la actual, en donde las extensiones territoriales de algunos estados, son enormes  y muchas de la veces es difícil sean atendidos los municipios que están literalmente, atravesando un estado vecino, un ejemplo, Zacatecas y Jalisco.

[2] En lo personal tengo mi duda el respecto de esta imagen, la cual se encuentra en una colección de litografías de Claudio Linati, quién por cierto se dice tenía especial simpatía por Hidalgo.

Linati  llega a México llega a México en 1825 y muere en Tampico Tamaulipas en 1832, por lo cual no pudo haber conocido a Hidalgo.

  1. enrique
    2010/02/15 a las 9:45 AM

    Muy buen artículo… la historia de nuesto país debe ser analozada para comprenderla, y por de ello idientificarse con lo que somos y adonde debemis ir como nación.

    Felicidades
    Atte.
    LAP Enrique Rayas

  2. 2010/02/16 a las 12:36 PM

    Excelente artículo. Me gustó. Considero que es muy importante y trascendental para la comprensión de nuestra propia historia y cultura el desmitificar y humanizar a nuestros héroes y personajes conocidos y anónimos en un contexto totalmente objetivo y fuera de toda idealización, ya que como todo ser humano, tenían también sus claroscuros como cualquier otro.
    Ahora, bien, en el caso específico de Hidalgo, es importantísimo desmitificarlo en todos los sentidos, en el humano, en el social, en el amoroso, en el religioso, en el intelectual, etc. por lo que me parece muy encomiable éste artículo que aporta para éstos fines.
    Y hablando del Hidalgo humano, cuasimilitar, hace tiempo leí la obra de Teatro en dos actos titulada “Las manos sucias” de Héctor Grijalva Tamayo, obra ganadora de éste género en el II Certamen Histórico Literario del Ayuntamiento de Ags. que me pareció muy interesante, pues Hidalgo es representado como un ser humano dolido, compungido, derrotado, agobiado, es decir, con emociones, con angustias, como cualquier otro ser humano, en la Hacienda de San Blas de Pabellón, en el actual Estado de Ags, antiguamente territorio zacatecano, en donde es despojado del mando del “ejército?” insurgente. A quienes puedan consultar ésta obra, se las recomiendo, pues aborda el ser humano y no la figura de pedestal idealizada que todos conocemos.
    En ésta obra aparece en escena el Hidalgo joven, sacerdote y catedrático brioso del Colegio de San Nicolás, de 27 años de edad, inquieto y enérgico. Pero además aparece el Hidalgo maduro, de 57 años de edad, Generalísimo del Ejercito Insurgente, de cabellos canos y calvicie superior, agobiado, cansado.
    Junto con él desarrollan la trama mencionada Don Ignacio Allende y Uzanga, Don Juan Aldama, Don José Mariano Abasolo, Don José Rafael de Iriarte, Don Ignacio López Rayón y Agustín Marroquín, además de Doña Josefa Quintana (mujer que fué de Hidalgo) y las hijas de Hidalgo: Agustina Hidalgo “La Fernandita” y las niñas María y Micaela Hidalgo.
    Les acompañan en el reparto los jefes de tropa Don José Antonio Torres, Don Pedro Gómez Portugal, Don José Joaquín Arias y Don José María Chico, además de “soldados” insurgentes.
    Tal vez ésta obra tenga sus “detalles”, aunque no se puede negar su valor de investigación histórica, por el contrario, es loable, por lo que como esfuerzo de recuperar una visión más de los hechos acaecidos en nuestro terruño lo valoro y esperaría que muchos fuésemos los que aportáramos e incrementáramos el caudal investigativo al respecto, máxime que estamos cumpliendo 200 años de dichos acontecimientos.

    Pero volviendo a tu artículo, Luis Gerardo, te felicito por abordarlo y muchos otros al respecto, como el que hiciste en su momento a Pedro Parga, que me pareció por demás interesantísimo.

    Y ya que estamos en el Bicentenario y Centenario me gustaría que si pudieras abordaras varios temas alusivos, tales como la relación amorosa de Don Ignacio Allende y Uzanga y Doña Josefa Ortiz de Domínguez y la hija que tuvieron, la cual, como vergûenza impía, fué recluida en un convento por toda su vida, y al final de ésta, cual vil pordiosera, tuvo que mendigar ayuda al gobierno de ése tiempo como descendiente directa que era de Don Ignacio Allende, casusa que ella consideraba justa. Tal vez ésta vida amorosa no tuviera más importancia que un cierto grado de morbo en los lectores, pero cabe destacar que éstos amoríos conocidos por su esposo Don Miguel Domínguez son los que orillan a éste último a encerrarla ante la inminente orden de aprehensión de Allende por el descubrimiento de la mal llamada Conspiración de Querétaro y evitar que su amasía, Josefa, lo pusiera al tanto, y que es presisamente el amor motivó a Doña Josefa Ortiz a enviarle a un mensajero a Allende para prevenirlo y que finalmente desencadenan el movimiento antigachupín que culminaría con la independencia de México. Tal vez nos preguntemos como es que Allende se enamoró y arriesgó por una mujer mayor como todos conocemos la figura de “matrona” de Doña Josefa Ortiz de Domínguez, es decir, de señora madura, un poco regordete, de pelo entrecano, pero hay que destacar que en los tiempos de los amorios con Allende, era toda una señora JOVEN, HERMOSA, DE CARNES MACIZAS Y VOLUPTUOSA, DE VEINTITANTOS AÑOS DE EDAD y por ende DESEABLE, por lo que no hay que dejarse llevar por la figura tradicionalista de matrona, lo cual forma parte de la mitología y divinidades de nuestra historia.
    Además me gustaría que abordaras el tema de Francisco Villa en nuestra Ciudad y Estado, específicamente en los lugares físicos que habitó y/o fueron sus cuarteles y centros de operaciones, amén de la troquelación de moneda.
    Espero no haberte cansado con mis comentarios, agradeciendo de antemano tu tiempo tomado a éstas líneas, me remito a tus órdenes.
    Cordialmente:
    Ing. José Jorge Esparza Osorio.

  3. 2010/02/16 a las 12:48 PM

    Para saber más sobre ascendencia y/o descendencia del Cura Hidalgo, en sí, su árbol genealógico, pueden remitirse a la siguiente dirección http://familiahidalgopena.blogspot.com/
    Ing. José Jorge Esparza Osorio.

  4. fernando bermúdez
    2010/03/27 a las 11:05 PM

    También se dice que la imagen fue copiada de Samuel Hahnemann padre de la Homeopatia. Busquen su imagen en internet y es identica;además, fueron contemporaneos.

    • Luis Gerardo Cortez
      2010/03/29 a las 4:32 PM

      sin duda son las cosas que quiza nunca se sepan, pero lo que si queda duda plena, es de si es o no es la imagen de Hidalgo, la que correspondió a su persona,

  5. 2010/09/17 a las 11:20 AM

    Tengo una página Web, que les recomiendo la visiten, donde estoy publicando algunos artículos de mi papá el Dr. Jesús García Tapia, que murío hace más de 30 años. En dichos artículos hay una biografía de Don Miguel Hidalgo y Costilla, DONDE HABLA DE LOS RETRATOS DE HIDALGOS, explica cual es su origen como se explica ahí, se deben a una pequeña escultura que realizó un compadre y del cual se hizo el cuadro que Maximiliano mando hacer, dicha escultura aún debe existir.
    Pueden acceder a dicha página poniendo mi nombre, el de mi papá o el de revoluciónmichoacana. Atte.

  6. DANIEL
    2011/03/02 a las 3:33 PM

    ESTOY ORGULLOSO DE HABER NACIDO EN LA TIERRA QUE VIO NACER A ESTA GRAN LIBERTADOR DE NUESTRO PAIS. SALUDOS A TODOS.

  7. alex
    2011/09/14 a las 11:49 AM

    Yo pienso que sí debio ser, sino igual por lo menos parecido a la imagen que conocemos. Porque de una u otra manera era español. Aunque nacido en américa. Por lo tanto no mestizo ya que sus padres fueron españoles.

  8. Juan Gómez Gallardo Latapí
    2012/12/15 a las 1:32 PM

    Anexo a la presente el link al artículo que se publica en la Revista de Historia Contemporánea y Moderna de México, en el que tuve el honor de participar junto al doctor Javier Sánchiz, donde se aclara de forma rotunda la verdad sobre la supuesta descendencia de Hidalgo.
    http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/moderna/vols/ehmc44/485.pdf

  1. 2011/09/10 a las 3:30 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: