Retratan a uno de los felinos más misteriosos


 Matt Walker

 El guepardo del Sahara es uno de los felinos más esquivos y de los más amenazados. Tras un año de seguimiento, un equipo de investigadores consiguió capturar una imagen de un ejemplar de esta especie con una cámara nocturna.

 Esa fotografía, casi fantasmagórica, es una buena noticia para quienes trabajan por la supervivencia del guepardo sahariano, una especie de la que, en Níger, según los expertos, pueden quedar menos de diez ejemplares.

 El guepardo del desierto es casi un desconocido del que apenas se sabe que es capaz de soportar altas temperaturas y que consigue sobrevivir sin una fuente permanente de agua. La fotografía fue tomada por un grupo de científicos en el marco del Proyecto Carnívoros del Sahara, promovido por la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, con el objetivo de estudiar y documentar la vida de los grandes predadores que habitan en una de las zonas más inhóspitas del mundo.

Un animal enigmático

 Para estudiar a esta especie de guepardo, el equipo, encabezado por los investigadores John Newby y Tim Wacher, se centró en el macizo de Termit y en el vecino desierto de Tin Toumma, unos de los refugios más importantes para la vida salvaje del Sahara. Aunque los científicos llevan trabajando en la zona desde 2000, sólo habían conseguido avistar al guepardo en tres ocasiones, y nunca hasta ahora llegaron a fotografiarlo. “Los guepardos del macizo de Termit son muy tímidos y rara vez se muestran a los investigadores”, aseguró  Thomas Rabeil, uno de los participantes del proyecto.

 Quizá por este motivo, los guepardos del Sáhara son todavía un enigma, incluso para los científicos especializados en felinos. Por ejemplo, no está claro si tienen más en común con otras especies africanas o con los guepardos iraníes, la única especie de este felino que sobrevive en Asia.

 Carácter errante

Por un lado, la piel de estos animales parece tener unos tonos y unas manchas diferentes de las de otras especies africanas. Sin embargo, “se sabe muy poco de las diferencias o similitudes de comportamiento entre estos dos tipos de guepardo, ya que nunca han sido estudiados en el medio salvaje”, señaló Rabeil. Los rastros observados parecen sugerir que estos animales se desplazan distancias considerables en busca de sus presas, que pueden ser gacelas, cabras salvajes o addax, una especie de antílope del desierto.

Este carácter errante complica más todavía el seguimiento de los pocos ejemplares de guepardo que quedan en Níger. La amenaza de la extinción “Los trabajadores del proyecto han recorrido grandes distancias para intentar observarlos directamente.

 En uno de esos viajes, un guepardo esquivó a los investigadores. Después de dejar huellas de su paso, cambió de dirección y aprovechó los accidentes geográficos del desierto para evitar ser visto”, apuntó Rabeil.

 Se cree que el área de distribución de los guepardos del Sáhara engloba a seis países: Argelia, Togo, Níger, Mali, Benin y Burkina Faso. Pero pese a las dimensiones de este territorio, la población total podría ser menor de 250 ejemplares.

 La primera fotografía de un ejemplar se tomó el año pasado en Argelia, donde se estima que pueden vivir cerca de 50 guepardos.

Fuente: BBCmundo

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: