¿Cómo y porqué, se decidió aplicar el Horario de verano en México?


“En el caso de Aguascalientes, Gobierno del estado, en el sexenio 1999- 2004,  opto para sus dependencias, establecer  un horario virtual, situación que únicamente provocó serios conflictos entre la sociedad, por lo cual,se tomó la decisión de abandonar la inusitada  idea, y adherirse  al uso Horario de Verano”. [1]

 430_Reloj%20de%20sol

 El Horario de verano (HV) es una medida que consiste en adelantar el reloj una hora durante la parte del año en la que se registra mayor insolación, es decir, en el periodo con mayor duración de luz solar, fenómeno que se debe a la inclinación del eje de la Tierra y su movimiento de traslación. Así, en junio se presentan los días más largos del año en el hemisferio norte, y en diciembre en el hemisferio sur.

 Actualmente, más de 90 países aplican el Horario de verano, tanto en el Hemisferio Norte como en los Trópicos y el Hemisferio Sur. Entre las naciones tropicales que se han sumado a esta medida, se encuentran Brasil, Cuba y Haití. El Horario de Verano forma parte de un conjunto de esfuerzos de gobierno y sociedad, orientados a desarrollar una nueva cultura del ahorro y uso eficiente de la energía en nuestro país.

 1996,  año de aplicación

 Este año, en México empezó el HV,  base en un decreto del Presidente de la República, publicado en el Diario Oficial el 4 de enero de ese año.

 México contaba ya con experiencias previas en materia de cambio de horarios estacionales. Por ejemplo, el estado de Baja California aplica el HV desde 1942. Ver exposición de motivos

 Por su parte, la península de Yucatán en 1981 y los estados de Durango, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas en 1988 establecieron cambios de horario para aprovechar más la luz del día, aunque después de un año derogaron esta medida debido al desfase crítico que se presentaba en las correspondencias horarias con el resto del país.

 Con esta perspectiva, cuando se buscó implantar la medida, se vio la necesidad de aplicarla de manera generalizada en el país, porque para que funcionara adecuadamente y rindiera los beneficios esperados, era preciso contar con la colaboración de todos y cada uno de los mexicanos.

 Primeros estudios

 En 1992, cuando se llevaron a cabo las primeras reuniones de trabajo a fin de estudiar la conveniencia de establecer el Horario de Verano en México. Se puso de manifiesto el impacto benéfico de esta medida en todos los niveles y ámbitos: cuidado de la energía, ventajas relevantes en cuanto a los intercambios turísticos, aeronáuticos y financieros con nuestros principales socios comerciales en el extranjero, así como la conveniencia de disfrutar de luz natural en horas avanzadas de la tarde.

 La decisión de adoptar en México el HV se tomó ante la necesidad de cuidar la energía, dado que la electricidad no es un recurso natural, sino una forma de energía generada mediante costosos métodos. En efecto, las plantas generadoras de energía eléctrica y las redes de transmisión y distribución de ésta requieren de enormes recursos no sólo para su instalación, ya que sus gastos de operación son también muy elevados.

 Se recibieron 229 cartas de adhesión de diferentes organismos e instituciones representativas de distintos núcleos de la sociedad y del sector público que apoyaron el cambio de horario.

 Inconformidades y dudas

 Durante los primeros cuatro años que se aplicó el HV por decreto presidencial, se manifestaron diversas inconformidades y dudas sobre los beneficios reales del programa, las cuales se agudizaron en el año 2000, en virtud de los grandes cambios políticos registrados ese año. Fue en ese contexto que la Secretaría de Energía solicitó a la UNAM realizar un estudio sobre los resultados del Horario de verano.

 Para la realización del estudio, se acordó analizar el impacto del HV en 18 áreas de interés: agricultura, comercio, educación, energía, familia, finanzas, ganadería, individuo, industria, medio ambiente, medios de comunicación, salud, seguridad pública, telecomunicaciones, tiempo libre, transporte, y zonas fronterizas. Asimismo, se realizó una encuesta entre miles de personas de 416 localidades del país.

 Los resultados del estudio de la UNAM demostraron que en ninguna de esas áreas el HV tenía un impacto negativo, sino más bien considerables ventajas en varias de ellas. Así, por ejemplo, se puso en claro que no afecta la salud, la seguridad o el aprendizaje de las personas y que, en cambio, conlleva considerables beneficios en lo relativo al ahorro de energía eléctrica en el sector doméstico, difiere inversiones en plantas de generación, contribuye a reducir los impactos ambientales y favorece las transacciones internacionales, telecomunicaciones y el turismo. Además, beneficia a millones de compatriotas de la zona fronteriza norte.

 Sin embargo, las investigaciones revelaron que existía un problema de percepción entre la población, ya que cuando se implantó el HV, se hablaba del ahorro de energía en general y no quedó suficientemente aclarado que iba a ser poco lo que se notaría en la factura de cada usuario e, incluso, que no se reflejaría, en virtud del aumento gradual de las tarifas eléctricas, principalmente, entre otros factores. Además, buena parte de los entrevistados consideraba que era una medida impuesta por una decisión unilateral de la autoridad.

 El HV se convierte en ley

 El 1° de febrero de 2001 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto presidencial que establecía que el HV se pondría en práctica del primer domingo de mayo al último domingo de septiembre (cinco meses), en todo el territorio nacional, salvo en los casos de Baja California (con duración de siete meses) y Sonora, que no aplica hasta la fecha la medida, por razones de su vecindad con Arizona, donde tampoco se modifica el horario durante todo el año.

 Con base en los resultados de una consulta telefónica realizada el 24 y 25 de febrero de 2001, en la que participaron 239 mil 437 habitantes de la ciudad de México, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal emitió un decreto el día 26 de ese mismo mes, el cual establecía que la capital del país no modificaría “el huso horario vigente”.

 Adicionalmente, el 5 de marzo de 2001, el Jefe de Gobierno planteó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una controversia constitucional respecto de la validez del decreto presidencial publicado el 1° de febrero del mismo año.

 Fue el 4 de septiembre siguiente cuando La Suprema Corte resolvió que era competencia del Congreso de la Unión legislar en materia de husos horarios y horarios estacionales.

 Por su parte, el Congreso de la Unión aprobó la Ley del Sistema Horario en los Estados Unidos Mexicanos, que se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 29 de diciembre de 2001.

 Finalmente, el 1° de marzo de 2002 fue publicado el decreto por el que se establece el horario estacional (Horario de verano de siete meses) que se aplica cada año en México.

 Resultados del Horario de Verano

 Según datos estimados, en con la aplicación de esta medida de ahorro de energía, el año pasado (2007) se dejaron de consumir en el país 1,278 millones de kilowatts-hora, lo que  equivale al consumo total anual del Estado de Colima o el de Baja California Sur.

 El Horario de Verano forma parte de un conjunto de medidas de ahorro de energía de alcance nacional, como el Programa de Normalización, consistente en la elaboración y aplicación de Normas Oficiales Mexicanas (NOM) de eficiencia energética para más de ocho millones de equipos y aparatos que más energía consumen y que se comercializan cada año en México.

 Corresponde a la Secretaría de Energía (Sener) administrar y coordinar la aplicación del Horario de Verano en el territorio nacional, mientras que la Comisión  Nacional para el Ahorro de Energía (Conae) y el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE) colaboran realizando los estudios para cuantificar los ahorros obtenidos a nivel nacional y en la difusión de la medida.

 Con información de  Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía


[1] Este horario virtual, promovido por el entonces Gobernador de Aguascalientes, adelantaba una hora mas al horario de verano, es decir, el personal de gobierno, que entraba a laborar a las 8am, entraba hasta las 9am, y salía a las 16 horas, lo cual alteró significativamente los horarios de los servicios prestados por las oficinas de Gobierno y por ende las personas que necesitaban llevar a cabo algún trámite, se enfrentaban a dos horarios, el de verano y el virtual establecido por el gobierno. Tuvo una duración aproximada de una semana.

  1. enrique
    2010/10/20 a las 9:18 PM

    si ya nos acostumbramos al horario de verano,por que volver al normal. no les parece que deberiamos poner la muestra,en ves de nosotros adaptarnos a los otros paises que ahora ellos se adapten a nosotros

  2. Silvia Vizcaíno Mendoza
    2011/04/18 a las 7:36 AM

    Es mentira el ahorro de energía es como todo una imposición del Gobierno Federal ya que la luz que ahorras durante la tarde la gastas en la mañana que esta obscuro

  3. felix
    2011/10/09 a las 10:11 PM

    Es una mentira el horario de verano, como dice Silvia no ahorramos nada ya que todo lo que nos gastamos en la noche lo gastamos en la mañana y hasta mas, como se dice vulgarmente es la misma gata pero revolcada. el chiste es molestar al pueblo para que los trabajos que tenga que hacer los haga mas deprisa y vives mas precionado ya que el tiempo se te va debolada y luego dicen por que hay mas estres en este horario y mas infartos que en el normal. OJALA CAMBIA NUESTRO GOBIERNO Y TAMBIEN DEJEN EL HORARIO NORMAL POR QUE QUERER IR CONTRA LA NATURALEZA EL TIEMPO ES TIEMPO Y YA DEJENLO COMO TIENE QUE SER.

  4. Rolando
    2014/10/22 a las 4:59 PM

    El horario de verano me ha permitido convivir mas con mi familia, es una excelente decisión…

  5. 2016/09/20 a las 4:51 PM

    alguien sabe como se llamo el presidente que proclamo esta norma del cambio de horario?

    • Luis Gerardo Cortez
      2016/09/30 a las 2:02 PM

      no se proclamo, fue mediante decreto autorizado por las camaras de Senadores y diputados de México, en el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: