Nueva técnica para regenerar articulaciones


Científicos en Estados Unidos desarrollaron una nueva técnica que algún día podría permitir regenerar -de forma natural- articulaciones dañadas o rotas en pacientes.

El método pionero fue probado exitosamente en conejos, a quienes se les reemplazó la articulación del hombro en la pata delantera utilizando sus propias células madre y logrando restaurarles el movimiento.

Es la primera vez que se logra regenerar toda la superficie articular con la restauración de funciones, afirman los científicos en la revista The Lancet.

El avance, dicen los investigadores, podría en el futuro beneficiar a pacientes que sufren trastornos como osteoartritis, cuyas caderas, hombros o rodillas resultan dañadas por la enfermedad.

Las articulaciones son los puntos de unión del esqueleto y su función es producir movimientos mecánicos entre los huesos proporcionando elasticidad y plasticidad al cuerpo.

Actualmente, la única forma de reemplazar articulaciones degeneradas o rotas es con el implante de articulaciones artificiales -una prótesis de metal- pero éstas son temporales y requieren de una compleja operación quirúrgica.

Regeneración natural

En la nueva investigación, los científicos del Centro Médico de la Universidad de Columbia extirparon la superficie articular del húmero de 10 conejos y las reemplazaron con un “esqueleto” artificial que tenía la misma forma.

Esta estructura -una especie de andamio- había sido preparada con compuestos que “atraían” a las propias células madre del animal para que se ubicaran en ella produciendo cartílago y hueso en dos capas separadas.

Cuatro semanas después, los conejos habían regenerado sus propias articulaciones y lograron reanudar sus movimientos normales.

“Es la primera vez que se regenera toda la superficie articular con la restauración de funciones, incluido el soporte de peso y la locomoción”, expresa el profesor Jeremy Mao, quien dirigió el estudio.

“La regeneración de cartílago y hueso fue lograda con las propias células madre del huésped, y no de células madre foráneas, y podría eventualmente conducir a aplicaciones clínicas”.

“Para pacientes que necesitan reemplazo de articulaciones de rodilla, hombro, cadera o dedos, el modelo de conejo nos ofrece una prueba de concepto”, agrega el investigador.

Desde hace varios años, equipos de investigadores han logrado regenerar artificialmente una variedad de tejidos en andamios utilizando células madre.

Pero éstos sólo habían sido producidos en el laboratorio y se trata de tejidos muy pequeños, sin venas ni arterias capaces de abastecerlos de sangre.

Más recientemente, sin embargo, varios grupos de investigadores han logrado producir con éxito tejidos dentro de animales, en los que las arterias se forman de manera natural a medida que el tejido se reproduce.

El estudio de Columbia es el último avance que demuestra que ésta es una técnica muy prometedora, y es el primero que logra regenerar una gran cantidad de hueso y cartílago de “buena calidad” en articulaciones que funcionan con éxito.

No para los viejos

Según el profesor Patrick Warnke, investigador de células madre y cirujano plástico de la Universidad de Bond, en Australia, técnicamente no existe ninguna razón por la cual no deban comenzarse pronto ensayos clínicos con pacientes humanos usando esta técnica para, por ejemplo, el reemplazo de cadera.

El científico cree, sin embargo, que aún si fueran aprobados los ensayos en humanos, éstos podrían no ser adecuados para pacientes de edad muy avanzada.

“Tomaría meses de movimientos, fisioterapia y descanso en la cama hasta lograr que las articulaciones crezcan”, dice el experto.

“Y esto podría ser muy complicado para la gente mayor. Quizás estos pacientes tendrían mejores resultados con un reemplazo tradicional de cadera con el cual podrían salir caminando del hospital después del procedimiento”.

Por su parte, la profesora Molly Stevens, del Colegio Imperial de Londres, expresa que “desarrollar grandes cantidades de tejido es un objetivo sumamente importante clínicamente”.

“Éste es el estudio más reciente que demuestra que hay células madre en el organismo que, si se les otorga las señales correctas, pueden ser aprovechadas para producir hueso y cartílago”, agrego.

fuente BBCmundo

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: