Las emblematicas cabinas telefonicas en Londres, estan desapareciendo.


Por : David Cuen

 Cerca de mi casa quitaron una cabina telefónica. Por ahí pasaba yo todos los días constatando su soledad. Alguna que otra vez vi a alguien usarla, gritando en su interior o descargando sobre el indefenso aparato un momento de mal humor.

telefonosrojos Pero mi cabina no es la única que está desapareciendo. En todo Londres, en todo el Reino Unido y en otros países como Estados Unidos y España, los cuatro muros de privacidad telefónica están en peligro de extinción.

 En 1980 habían en esta isla británica 73.000 cajas rojas como las que ven en la foto de arriba. En 2008 sólo quedaban 2.800.

 Y es que ¿quién usa una cabina telefónica en estos días?

 La llegada de la telefonía celular junto con la red inalámbrica de internet han limitado el atractivo de la telefonía pública. Sin embargo aún tiene varias utilidades.

 En casos excepcionales -porque no se cuenta con un celular, porque se nos olvidó el aparato o nos quedamos sin batería- el teléfono público es una gran ayuda.

 Algunas otras personas lo usan porque es más fácil y más barato realizar llamadas a otros países y, en otros casos, porque se puede llamar sin pagar a los números gratuitos, a diferencia de lo que ocurre desde los teléfonos celulares.

 Desafortunadamente todos los ejemplos anteriores parecen ser una excepción y no una regla. El problema es que en la mayoría de los países las cabinas telefónicas están a cargo de empresas privadas que no ganan dinero si los aparatos se usan sólo para emergencias.

 A eso hay que sumarle la gran cantidad de tiempo y recursos que se invierten en prevenir fraudes -como el de la gente que saca las monedas- o en reparar los teléfonos que han sido víctimas de vandalismo.

 En 2004 Jordania se convirtió en el primer país sin empresas de cabinas telefónicas cuando estas cerraron por falta de ganancias. Finlandia en 2007 siguió sus pasos. En Manhattan, Nueva York, sólo quedan cuatro cabinas telefónicas en operación.

 En América Latina la situación parece diferente. Los teléfonos públicos siguen siendo una parte importante del mobiliario urbano -aunque más caros que en otros países- ante el reducido número de líneas telefónicas fijas.

 Pero con el explosivo crecimiento de la telefonía celular en la región, esta dinámica pronto podría cambiar. Recuerden que en Argentina, por ejemplo, hay más teléfonos celulares que personas.

 ¿Qué hacer entonces con las cabinas telefónicas una vez que queden extintas por el meteorito tecnológico?

 telefonointernetAlgunos lugares, como la capital española Madrid están probando utilizarlas como centros de recarga para autos eléctricos. En Estados Unidos algunas empresas de telecomunicaciones las están convirtiendo en centros de conexión inalámbrica a internet.

 Aquí en el Reino Unido a las comunidades que más han protestado por la desaparición de las cajas rojas, les han dado la posibilidad de adoptarlas como parte del mobiliario local. Algunas otras se venden y terminan adaptadas como duchas en apartamentos.

 Yo, mientras tanto, me pregunto que le habrá pasado a mi cabina telefónica, esa que rumiaba su soledad cerca de mi casa.

 Fuente bbcmundo.com

  1. Marelvy
    2013/11/27 a las 5:27 PM

    Es una làstima que uno de los ìconos emblemáticos del Reino Unido ,como destino turístico estè desapareciendo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: