Steve Jobs augura el fracaso de las tabletas rivales del iPad


  El consejero delegado arremete contra RIM y Google y asegura que solo sobrevivirán los dispositivos con pantallas de más de 10 pulgadas

 noviembre 2010

El consejero delegado de Apple, Steve Jobs, no acude por principio a las conferencias sobre resultados, pero haber superado los 20.000 millones de dólares de facturación en un trimestre por primera vez le ha hecho olvidar esta costumbre para sacar pecho ante los analistas. Y a tenor de sus explicaciones, Apple no solo domina el mercado de los ordenadores personales, de los teléfonos de alta gama y el nuevo mundo de las tabletas, si no que también está a mucha distancia de sus principales competidores como RIM, el fabricante de Blackberry, o Google y su Android

Según ha asegurado Jobs a los inversores, la “avalancha de tabletas” que se espera para los próximos meses no preocupa a Apple. Primero, porque en realidad se trata de la llegada de un “puñado de modelos”, no tienen el tamaño del iPad, son demasiado pequeñas, usan un sistema operativo -en su mayoría portarán el sistema Froyo, lo último de Android- que “el propio Google ha recomendado no emplear a la espera de una nueva versión elaborada precisamente para estos dispositivos que saldrá el próximo año”, no pueden rivalizar en aplicaciones y aunque quizás sean más baratos, Jobs augura que la relación calidad precio correrá a favor de su producto. Por todo ello, ha vaticinado que su futuro será “la muerte al llegar”. O como se diría en España, “tanto remar para ir a morir en la orilla”.

 

Entrando al detalle, Jobs ha declarado que el iPad es el único con una pantalla lo suficiente grande como para poder sacar el máximo partido a la función. Así, tras recordar que mientras el resto recurre a pantallas de 7 pulgadas, el iPad lleva integrada una considerablemente mayor de 10 pulgadas, lo que hace que los productos de la competencia sean “demasiado grandes para competir con los smartphone y demasiado pequeños para rivalizar con los iPad”, ha resumido Jobs. Junto a ello, el ejecutivo ha destacado que el hecho de que los compradores de estos nuevos dispositivos son, al mismo tiempo, usuarios de los teléfonos de alta gama, juega a su favor.

 

En cuanto a los teléfonos de alta gama, Jobs, que ha puesto especial énfasis en destacar que se siguen vendiendo más iPhone que dispositivos Blackberry, 14,1 millones en el último trimestre frente a 12,1 millones. Además, con vistas al futuro ha resaltado que el reto al que se enfrenta RIM, el fabricante de estos teléfonos no es pequeño, ya que para seguir creciendo debe convertirse también en una plataforma de software para poder vender aplicaciones, un mercado dominado por Apple y en el que, según ha añadido, tampoco Google amenazan su liderazgo. La razón, que si bien Apple apuesta por la integración de sistemas y formatos y cuenta con una única tienda virtual de aplicaciones, las versiones que cargan los dispositivos con sistema Android son múltiples. “Frente a la disgregación, nosotros apostamos por la integración”, ha defendido el ejecutivo.

 

En la misma línea, Jobs ha respondido a las críticas por operar con un sistema cerrado asegurando que los softwares abiertos no siempre suponen la mejor opción. De hecho, volviendo al caso de Android, ha recordado que al ser un programa abierto y susceptible de modificación ya hay 100 versiones de este programa para más de 200 teléfonos distintos en función de su fabricante.

Fuente : el pais.com

 

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: